MAR >> CIERRE DE COLOSTOMÍA

Instrucciones tras el cierre de Colostomía en niños con Malformaciones Anorectales

Este escrito es para dar una serie de consejos a los padres después de que su hijo ha sido dado de alta del hospital tras el cierre de la colostomía realizada por presentar una malformación anorrectal

El cierre de la herida es realizado con lo que se llama una sutura intradérmica, esto significa que la sutura es básicamente invisible. El objetivo es obtener el mejor resultado estético posible en la herida de cierre. Los padres únicamente podrán ver una herida lineal y en ocasiones un material con aspecto de pegamento, por encima de la herida, que es transparente y resistente al agua. De este modo evitamos la utilización de apósitos que, aunque se utilizan de modo habitual en los adultos, en los bebés que llevan pañales frecuentemente se manchan con heces y pueden contaminar las heridas. El pegamento que aplicamos encima se va despegando y desapareciendo entre 8 y 10 días después de la cirugía. De este modo la herida puede mojarse desde el primer día y no tenemos que molestar al bebé con los cambios de apósitos. Además podemos controlar la herida directamente puesto que el pegamento es transparente.

Cuando el bebé empieza a realizar deposiciones, generalmente, la consistencia de sus heces es líquida. Al principio tendrá muchas deposiciones líquidas y en ocasiones los padres se preocuparán. Es muy importante saber y recordar que ésta es una situación temporal. El hecho de que la piel del periné del bebé nunca ha estado en contacto con las heces hace que esta piel sea extremadamente sensible. Como consecuencia de esto, el bebé puede tener, frecuentemente, un eritema perineal grave. El mejor modo de luchar contra esto es cambiar los pañales tan frecuente como sea posible. De hecho, en ocasiones, es mejor mantener al niño sin pañales porque el aire y mantener la piel seca es el mejor modo de prevenir el eritema del pañal. El número de deposiciones al día puede ser innumerable. Manteniendo al niño con el periné al aire, sin pañales, los padres pueden observar exactamente cuándo realiza una deposición, limpiar la piel inmediatamente y cubrirla con alguna pomada protectora. El objetivo de estas cremas protectoras es el de crear un barrera aislante entre la piel y las heces. No hay nada para prevenir el contacto de las heces con la piel y , el mejor tratamiento, quizás sea, tan pronto como los padres observan que el pañal o el periné se ha manchado con heces, coger al bebé y meterle en un recipiente con agua y jabón o echarle el agua por encima. Aconsejamos a los padres que no les froten la piel, porque esto empeora el eritema del pañal.

Después de unos días, a veces semanas, el número de deposiciones empieza a disminuir y empezamos a ver lo que puede ser el problema principal del bebé en los siguientes meses: el estreñimiento. No es fácil determinar cuándo pasa de tener diarrea y deposiciones frecuentes a estreñimiento. Los bebés tienen muchas deposiciones líquidas porque el colon distal a la colostomía que tenían y que ahora están usando por primera vez, nunca había sido usado y además frecuentemente se les administran antibióticos fuertes que, en muchos niños, producen o agravan la diarrea. Sin embargo, los padres deben mantener en mente que el estreñimiento es un enemigo y probablemente vayan a tener que luchar contra él el resto de sus vidas o al menos por mucho tiempo. Frecuentemente se subestima la importancia del estreñimiento. La mayoría de los padres saben y entienden que la ausencia de deposición en un periodo mayor de 24 horas significa estreñimiento. Sin embargo la mayoría no saben que el estreñimiento también se puede manifestar en un niño que continúa realizando deposiciones pero en pequeñas cantidades. En otras palabras, el hecho de que un niño siga realizando deposiciones no significa que no esté estreñido. Un niño puede realizar deposiciones pero ser pequeñas y no estar vaciando el recto.

Los padres siempre están preocupados y preguntan ¿cómo puedo saber si mi hij@ está estreñido? Simplemente observando las deposiciones los pares se convierten en expertos para detectar el estreñimiento. Queremos que los padres de estos niños se conviertan casi en paranoicos respecto al estreñimiento. El niño puede estar realizando deposiciones pero las heces se van haciendo más oscuras y pegajosas, es como si el niño estuviese haciendo todo el tiempo y nunca terminase de vaciar el recto. Si los padres ven este tipo de heces lo más adecuado es asumir que el niño está estreñido y comenzar a darle alimentos laxantes. Les damos a los padres una lista de alimentos laxantes que deben intentar darle al niño siempre

Información escrita por el Dr. Peña, Director del Colorectal Center, del Cincinnati Children´s Hospital Medical Center
Traducida por la Dra. García Vázquez

Volver arriba

Esta es una página sin ningún animo de lucro que solo busca poner en
contacto a personas con el fin de desarrollar una red social. E-mail:asociacion@aemar.org